martes, 20 de septiembre de 2016

Inseguridad

Nadie puede entenderme, ni siquiera yo misma. Mi cabeza da demasiadas vueltas, acumulando miles de pensamientos. Soy una persona insegura, y la gente puede llegar a entenderlo. Que no te guste algo de ti, que tengas miedo a hacer las cosas por si las haces mal, etc. Pero va más allá de eso. A mí no me gusta nada de mí, es cierto que parece que por épocas mejora la visión que tengo de mí y puedo decir alguna cosa buena de mí misma, pero siempre vuelvo a pensar que no valgo, que soy inútil, que no tengo nada bueno, ninguna cualidad, … Pero sigue yendo más a allá de eso, no solo es tener esos pensamientos en la cabeza y que eso me ponga triste. La inseguridad te cambia la vida hasta el punto de que te pierdes momentos o hechos que te llenarían de felicidad, y además la pérdida de estos momentos te hace sentir una tremenda frustración, por no poder hacer nada para remediarlo y te echas la culpa a ti: “y si no fuera tan insegura podría…”

Ahora me doy cuenta de que mi inseguridad hace que pierda amigos, por tener miedo a que no les guste como soy, cuando a quien no le gusto es a mí, y cuando parece que me quieren conocer me cierro en banda y me escondo detrás de una coraza porque no lo entiendo, no soy capaz de entender que puedo tener que les interese, por tener miedo a que me hagan daño, a sufrir. Tampoco soy capaz de luchar por quien quiero porque pienso que no soy lo suficientemente buena, que no me va a querer, que se merece alguien mejor, que no soy sexy ni guapa ni tengo un buen cuerpo ni una personalidad desbordante, etc., y que si milagrosamente alguien se enamora de mí yo lo fastidiaría, mi inseguridad haría que me entraran celos o cualquier otra cosa. La inseguridad también cierra puertas académica o profesionalmente por considerar que el trabajo hecho por ti no vale, que lo hiciste mal o que te equivocaste. O puede afectar a la autoestima, pasarte el día comparándote con chicas más guapas, más sexys o atractivas, que sepan vestirse y sacarse partido, que les gusten a los chicos, que tenga muchísima personalidad, etc., y luego te miras en el espejo y ves que eres todo lo contrario y no te gusta lo que ves, piensas que eres fea, que no tienes buen cuerpo o que incluso estás gorda, que no vistes bien y mucho menos te sacas partido (para que no te miren) y que tu personalidad brilla por su ausencia. Estos pensamientos pasan todos los días por mi cabeza, pero en mi caso hay más, también afecta, aunque cada vez menos a mi independencia. Porque soy incapaz de preguntar dudas por miedo a mostrar mi ignorancia, a llamar por teléfono para pedir alguna cita, o hacer recados, e incluso, en algunas ocasiones a entrar en tiendas o coger un bus. Por tanto, queda claro que mi vida está condicionada por la inseguridad y supongo que tendré que irme acostumbrando, pero en días como hoy que me siento inútil por ser incapaz de hacer tantas cosas y de que mi inseguridad consiga que no pueda hacer lo que me proponga, y no por no tener cualidades sino por pensar que no puedo hacerlo es complicado y me pone triste ver todo lo que me pierdo y no poder hacer nada por ser incapaz de quererme…

No hay comentarios:

Publicar un comentario